Saltar al contenido

Astrología Occidental

astrología occidental

La astrología es una ciencia muy antigua que estudia el influjo de los astros sobre el mundo terrenal para determinar la personalidad de un individuo, aportar información sobre la evolución de su comportamiento y elaborar previsiones sobre su futuro. Se empezó a estudiar originariamente en Babilonia, como testimonia la documentación, que se remonta al siglo VII A.C. luego en Persia, en la India y en China.

Hacia Mediados del siglo III A.C. se introdujo a Grecia, de donde pasó a Egipto y más tarde, en la época de las guerras pánicas, a Italia y a todo el imperio romano. Gozó de amplia difusión en la Edad Media y en el renacimiento, época en la que los sabios ilustres como santo Tomás de Aquino y astrónomos como Tycho Brahe y Johannes Kepler realizaron estudios sobre la materia.

Te recomendamos: Horóscopo celta y tipos de zodiaco

Para interpretar el tema astrológico individual es preciso conocer la hora, el sitio, el día, mes y año de nacimiento. La exacta comprobación de la posición de los planetas se realiza mediante la consulta en las efemérides, tablas que enumeran en grados astronómicos las posiciones de los doce planetas en cada uno de los días del año.


Tirada completa tarot gratis

tarot interactivo
Tarot Interactivo en Instagram

Carta natal u horóscopo natal

En la astrología occidental, para levantar un horóscopo natal exacto, o carta astral, se precisan conocimiento científicos, sicología, mucha memoria y una rica casuística, pero también es posible intentar una aproximación a dicha materia a través de la intuición.

La relación entre los planetas y las estrellas fijas perfecciona el conocimiento de las características del destino individual y permite acercarse a una de las muchas facetas de la astrología mágica, muy útil, por ejemplo, para diagnosticar enfermedades. Cada signo en particular está en estrecha relación con el signo opuesto, por ejemplo, Tauro-Escorpión, Sagitario-Géminis, Piscis-Virgo, y así sucesivamente, teniendo en cuenta que cada constelación es complementaria de su propia oposición zodiacal.

En este tipo de horóscopo es indispensable tener en cuenta los factores hereditarios, examinando la posición astrológica de los padres, la profesión, el sexo y las características del grupo ético de procedencia.

Compartir: