Saltar al contenido

Mary Jane Atwood y la alquimia

Mary Jane Atwood, escritora inglesa de la segunda mitad del siglo XIX, es autora de una obra sobre la alquimia titulada A suggestive enquiry into the hermetic mystery. En dicho libro alquímico, Atwood habla de sus experiencias sobre esta ciencia.

Después de escribir la obra, se dedicó a buscarla las librerías para destruirla, ya que opinaba que el hombre no está preparado para conocer el significado hermético de las cosas.

Hija de un apasionado por el estudio de los filósofos de la antigüedad, Thomas South. La enseñó a leer latín y griego, se dedicó a recopilar y estudiar los diferentes textos alquímicos. Aunque como dice Jacques Sadoul: «sin llegar a pasar nunca a la práctica». Su enseñanza plasmó en la obra anteriormente citada.

¿Conoces lo que es el libro de las sombras?

Tratado alquímico de Atwood

Su tratado, que consiguió recuperar y quemar ,casi todos los ejemplares que habían salido, porque consideraba que había revelado más de lo que la tradición hermética permitía, estaba hecho. Lo anterior, según relata Burland en su libro: «El saber oculto de los alquimistas«, de una serie de textos, fuentes y también de períodos diversos.

Su novedad la constituía los documentos que ahí ofrecía. Encontramos en él traducciones de algunos textos antiguos. Miss South (tomó su apellido de Atwood cuando se casó con un reverendo de tal nombre) se ocupó de relacionarlos con análisis críticos. Eso para que formaran un conjunto coherente.

alquimia Mary Jane Atwood

Esta obra es una excelente guía que permite al lector percibir la unidad de pensamiento en la enseñanza hermética tanto antigua como medieval. En muchos aspectos, South parece haber presentido el estudio psicológico que, un siglo más tarde, debía consagrar a C. G. Jung a la alquimia. Se le había manifestado claramente que los alquimistas no tenían más objetivo que llegar a ese estado de iluminación en el que constituyendo una unidad con el Universo, se sentían en unión estrecha con Dios.

Compartir: